• 011 4325-2000 Rotativas

Archivos de la etiquetas Service de relojes Chopard

CHOPARD: la perfección de la elegancia clásica

La perfección de la distinción clásica

 

Si hace unos días les descubríamos el inesperado L.U.C Heritage Grand Cru, hoy es el momento de comunicaros una increíble y extensamente esperada noticia: la publicación de los recientes Chopard L.U.C XPS, una necesaria evolución que esperábamos con ansia y que ha implicado su puesta al día estética por medio de la adopción de los códigos clásicos de los L.U.C. El resultado es simplemente especial, progresando en todos y todos los elementos externos sobre los que Chopard ha actuado: caja, esfera, índices y manecillas.
Además, Chopard no lo hizo a medias tintas, sino que decidió publicar 4 distinguidos ediciones, bien diferenciadas por sus tres calibres combinados con diferentes esferas y materiales, que se ajustan a todos los deseos y bolsillos: desde el lujoso platino hasta la versión más accedible en acero, pasando por ámbas referencias en oro rosa y gris.

 

Chopard L.U.C XPS – oro rosa

El primer L.U.C XP de Chopard, la variante inicial sin pequeño segundero del XPS, fue publicado en 2006 con unas características idénticas a las actuales: caja ultra fina, lindo esfera minimalista y un calibre automático con micro-rotor. Siguiendo su estela, el nuevo L.U.C XPS da una caja de 40 mm de diámetro y contenido espesor de 7,20 mm que lo convierten en un reloj tremendamente entregado y muy cómodo de llevar, esta última una virtud que inclusive optimización ya que sus asas se han afinado y suavizado sutilmente. De igual modo, la carrura implementa un satinado vertical que contrasta con el pulido del bisel y la cara superior de las asas.

 

Chopard L.U.C XPS – oro gris

Pero es en la esfera donde los cambios resultan más visibles, adaptando algunos de las noticias que exhibía el L.U.C XPS 1860 Edition lanzado el año pasado. Mientras la versión en acero exhibe un dial blanco graneado, en las de oro gris y rosa son negra y plateada respectivamente, las dos con decoración rayos de sol. El mismo acabado es el que luce la esfera azul que implementa el L.U.C XPS de platino, para mí la preferible combinación viable.
Los sencillos índices rectangulares horarios de los anteriores XPS son sustituidos por flechas facetadas y con volumen, a los que se suma el número 12 y el cambio del clásico diseño de las manecillas dauphine al más exclusivo dauphine-fusée que forma parte del diseño de la colección de hoy L.U.C. Por último, el pequeño segundero cobra más importancia, tanto por recurrir a una manecilla más grande y facetada, como por exhibir un marcado perímetro circular del que antes carecía. Para remarcar la precisión de sus calibres certificados con el COSC, todas las ediciones del L.U.C XPS exhiben la denominación “Chronometer” bajo el logo de Chopard.

 

Chopard L.U.C XPS – platino

De la misma forma que se ajusta a sus orígenes, los L.U.C XPS implementan movimientos de carga automática por medio de micro-rotor y muestran una reserva de marcha de entre 58 y 65 horas por medio de su tecnología Twin de dos barriletes, algo verdaderamente increíble si poseemos presente el achicado espacio disponible: su espesor es de sólo 3,30 mm.
Los tres calibres usados son los L.U.C 96.50-L para el modelo en acero, el L.U.C 96.12-L para las ediciones en oro, y el L.U.C 96.01-L para el espectacular platino. Exactamente, el L.U.C 96.01-L tiene el honor de ser el primer calibre nativo de la manufactura Chopard de Fleurier en 1996,  cuya calidad viene avalada por el respetado Punzón de Ginebra. De él derivan los otros dos mecanismos. El L.U.C 96.12-L es prácticamente idéntico a fácil vista, pero un elemento que los distingue rápidamente es que no dispone del sistema micro regulador de cuello de cisne, uno de los requisitos técnicos necesarios para elegir al Punzón de Ginebra que sí podemos encontrar en el L.U.C 96.01-L. En cambio, el L.U.C 96.50-L prescinde también de su rotor de oro y de su arquitectura, lo que le comporta que pierde una pequeña parte de la reserva de marcha que ostentan sus “hermanos mayores”, quedándose en unas también magníficas 58 horas. Evidentemente, estos cambios se hacen para mejorar y reducir el coste del mecanismo, lo que unido al uso del acero en la caja y al más sencillo acabado de la esfera, consigue poder prestar una altísima calidad a un precio más que razonable.

Calibre L.U.C 96.50-LCalibre L.U.C 96.12-LCalibre L.U.C 96.01-L

 

También cabe resaltar que la versión en platino y la de acero implementan la útil función de fecha por medio de una discreta ventanilla localizada a las 3 horas, una complicación que ya implementaban dos ediciones destacables, los L.U.C XPS Poiçon de Genève 125 Anniversary Edition y L.U.C XPS Poiçon de Genève. El contenido tamaño de la ventana con la correcta decisión de que el disco de fecha muestre el mismo color de la esfera (blanco o azul) resultan decisivos para que esta indicación se integre muy bien en la esfera. A eso que no le acercamiento mucha explicación es a la decisión de Chopard de no equipar esa complicación en los dos L.U.C XPS con caja de oro, salvo que desee abrir el abanico de opciones al cliente ofreciendo referencias con y sin fecha. Si este fuera el fundamento tampoco lo veo muy lógico, puesto que las tres configuraciones juegan ligas de precio muy diferentes.

Chopard L.U.C XPS – aceroChopard L.U.C XPS – oro rosa

 

Chopard L.U.C XPS – oro grisChopard L.U.C XPS – platino

 

La versión en acero (ref.168591-3001) se sitúa en 7.900 CHF, en tanto que las de oro rosa (ref.161948-5001) y gris (ref.161948-1001) suben hasta los 15.160 €. El platino (ref.161946-9001) en cambio se aleja a 24.600 CHF. Al cambio de hoy estas cifra corresponderían, a falta de confirmación oficial, a 6.880 €, 13.215 € y 21.470 € respectivamente.
¿Cómo se sitúan estos costos en relación a los anteriores L.U.C XPS?. Ya que precisamente abajo en su versión de acero, aunque todo tiene su explicación. Tomemos como referencia el L.U.C XPS 1860 Edition anunciado el año pasado: con un precio de venta de 8.290 €, es un 20% mayor a los 6.880 € del nuevo modelo. La distingue la podemos encontrar dentro suyo, puesto que pasó de usar el calibre L.U.C 96.03-L con micro rotor en oro de 22 quilates a implementar el L.U.C 96.50-L con el micro rotor fabricado en lo que sospecho que es tungsteno y una reserva de marcha inferior. Evidentemente todo tiene un precio, y Chopard ha considerado que resulta positivo rebajar un poco la calidad final de esta versión para lograr ofrecerlo a un precio bastante más competitivo que se candidatea como el nivel de entrada a los L.U.C,  lo dejan a un nivel impensable hace unos pocos años atrás.

 

Chopard L.U.C XPS – oro gris

Clásicamente lindo, sobrio, ultra-fino, cómodo, interesante, legibilidad impecable, acabados impecables, precisión certificada, carga automática por micro-rotor, dos barriletes, 58 horas mínimas de reserva de marcha… Si a este compendio de virtudes le sumamos una increíble relación calidad-precio que comienza abajo de los 7.000 €, comprenderéis porqué tenemos la posibilidad de asegurar sin temor a equivocarnos que Chopard pertence a las firmas que mejor están haciendo su trabajo.

P.D.: Si se deciden a crear una versión que mezcle la caja de acero con la esfera azul… por favor, vayan reservándome uno, gracias.

Más información: Chopard.es

 

La perfección de la distinción clásica Argentina por Service Argentina